¡Poldark!

Poldark de Winston Graham

Novela Poldark de Winston Graham, el actor de la imagen es Rob Ellis, de la serie original de los 70.

A raíz de la nueva versión televisiva de Poldark por parte de la BBC, un drama de época basado en las novelas del escritor Winston Graham, me encuentro rememorando estos días los recuerdos que conservo de cuando las leí por primera vez en mi adolescencia, en una edición especial, que abarcaba las cuatro primeras novelas en dos tomos: “Ross Poldark / Demelza” y “Jeremy Poldark / Warleggan “. En aquellos tiempos para mí estos nombres no me evocaban nada, era demasiado joven para haber visto la serie y las fotogramas con los actores los años 70 no me parecían atractivos sino bastante mayores. El primer tomo con el fotograma de Rob Ellis en el papel de Ross Poldark no me pareció atractivo pero, sin embargo, con la lectura de los libros , no pude quitarme esa imagen de la cabeza: (dura, sombría, con el rostro surcado de arrugas y la famosa cicatriz en su lado izquierdo.

En los años noventa, antes de la era de Internet, pasaron por la TV un corte publicitario anunciando la venta en DVD de la serie Poldark y salían imágenes de la serie y los actores Ross y Demelza (o quizá era Elizabeth…), estaba yo con mi madre y recuerdo haberla oído suspirar y decir “Oh Elizabeth…” de forma que se me quedó ese recuerdo del impacto que tuvo la serie en mi madre, y de esas imágenes repetidas de Ross Poldark en primer plano ocupando toda la pantalla de una de esas teles grandes de tubo que había entonces.

Así que siempre me quedé con las ganas de ver la serie original (a pesar de la estética años 70, esa imagen de Ross tenía algo de profundamente romántica) y con la llegada de la nueva versión de la BBC, se han renovado mis deseos de explorar de nuevo la historia y mis recuerdos de los libros.

La primera vez que leí los libros de Poldark, que aún conservo, y a falta de volver a releerlos, entendí porqué me los habían dado de forma gratuita: del segundo tomo faltaban unas cien páginas, es decir, estaba mal maquetado, así que hay una parte de la historia de la que no me enteré.

En todo caso, el recuerdo que guardo de las novelas es el de una historia muy romántica, unido a que en aquel momento, estaba empezando a leer novelas de ese tipo. Es una historia muy romántica lleno de ternura, con tono melodramático y aventurero, con peleas a puñetazo limpio, bailes de salón, juegos de cartas, llenos de rivalidades y un super villano, humor y peleas, unos rasgos muy propios de las primeras historias románticas que empezaba a leer, como la inolvidable Amable y Tirano de Johanna Lindsey.

A finales del s. XVIII,  Inglaterra acaba de perder sus colonias y en el sur en Cornualles varias familias de la aristocracia (los Poldark, entre otras) se tambalean al borde de la ruina cuando su principal fuente de riqueza, las minas, están prácticamente agotadas, al mismo tiempo que una nueva clase social, la de los banqueros e inversores (los Warleggan), sin linaje pero con mucho dinero, realizan toda clase de maquinaciones e intrigas para acabar con la aristocracia rancia y ocupar ellos su lugar (bien asfixiándoles con préstamos que no pueden pagar y empujándoles al suicidio- ¿a alguien le suena de algo esto? -o bien emparentando con ellos mediante matrimonio).

En este contexto, tenemos a Ross Poldark, un hombre considerado pendenciero o juerguista, diríamos que libertino como los típicos héroes de Johanna Lindsey y que, tras su experiencia en la Guerra de la Independencia americana, regresa transformado en un hombre más humano capaz de empatizar con el sufrimiento de la gente, en especial, con los trabajadores de las tierras y las minas que trabajan para él, y de cuyo bienestar se siente responsable.

Esta dimensión humana es la que le aparta de los otros miembros de aristocracia y, todo hay que decirlo: también le aparta de los héroes de nuestras novelas románticas que no son ni remotamente tan conscientes de su entorno / comunidad en la que se contextualiza el origen de riqueza. Hay quien diría incluso que para nuestros héroes el dinero les llueve del cielo… quizá sea esa misma la razón, la ignorancia y la negligencia con la que tratan la fuente de su riqueza, por la que los aristócratas de los libros de Poldark están arruinados, al fin y al cabo, se dice que el padre de Ross dilapidó su fortuna siendo pendenciero, de ahí la reputación también de su hijo.

Pero como decíamos es esta dimensión humana la que empuja a Ross a luchar por levantar su propiedad y las minas y generar algo de riqueza para poder sobrevivir, trabajando codo con codo con los trabajadores de sus minas, empobrecidos y al límite de la supervivencia, al mismo tiempo que les ayuda en todo lo que puede, con la indiferencia de sus mismo pares aristócratas que prefieren mirar a otro lado.

Ross es así un héroe atormentado entre su pertenencia a  la aristocracia (a la que pertenece por sangre, por sus apellidos) y su identificación con la clase trabajadora (con la que empatiza profundamente, es la elección de su corazón). Este dilema se simboliza por su obsesión con el amor perdido de Elizabeth, cuyo amor no llega a realizarse porque en el fondo ella comparte los mismos valores de la aristocracia que él tanto rechaza: estatus social, clasismo, indiferencia ante el sufrimiento de los pobres, egoísmo y materialismo, deslealtad, belleza sin valores morales. Al mismo tiempo, esta obsesión lujuriosa por Elizabeth contrasta con su amor genuino por Demelza a quien ama por su bondad genuina de corazón. Elizabeth antepone el conservar su estatus social y económico ante otros valores humanos como la ética, la decencia, o la dignidad de las personas mientras que Demelza prefiere a las personas antes que a las cosas.

Y así tenemos conformado el triángulo amoroso en esta historia. Con esos valores materialistas y amorales, Elizabeth traiciona a Ross de forma repetida, ignorando los verdaderos sentimientos de su corazón. Mientras que Ross regresa una y otra vez hacia el amor cálido, cobijador, conciliador, que representa Demelza, un amor que se basa en los sentimientos, en la bondad de corazón, en los valores humanos, y que, por tanto es imperecedero, genuino, presto a reconocer los errores y seguir adelante, reflejando de algún modo, los altibajos de la propia vida, un final feliz que no es siempre una línea recta sino que está siempre llena de altibajos y en ocasiones es algo temblorosa, a diferencia del camino seguro y triunfante de los finales felices de nuestras novelas románticas.

El nuevo Poldark

El nuevo Poldark de la BBC (2015) con el actor Aidan Turner.

Un pensamiento en “¡Poldark!

  1. Hola :como se pueden conseguir los titulos en español de : El extranjero del mar // Amar la Copa / Miller Dance / El Trenzado de la Espada y Bella Poldark . Mi coreo electrónico es. soledad_folch@ hotmail.es. Atentamente gracias. Soledad Folch.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s